París en 3 días (I)

Hola amigos!!
Bienvenidos un día más a mi blog. A partir de ahora el día 1 de cada mes habrá un nuevo post así que no olvides estar atento para no perderte ningún detalle y como no, no olvides recomendar a todos tus amigos que se pasen por aquí y se unan al club…
Ahora sí que sí damos comienzo a la aventura, como no podía ser de otra forma, va a empezar por Europa y en primer lugar por Francia (Paris).
París es la capital de Francia y también su ciudad más poblada; además es junto con Londres, uno de los núcleos económicos más importantes de Europa. Esta ciudad es conocida como la ciudad de la luz pero sobre todo como la ciudad del amor (que bonito suena ¿verdad?).
Este es nuestro primer destino…


¡ALLÁ VAMOS!
Despegamos desde Portugal (Oporto) para aterrizar directamente en nuestro destino, el aeropuerto de Beauvais; que hay que decir que cuando te dicen que vas a aterrizar en Paris imaginas un aeropuerto enorme, modernísimo y con muchas cosas que ver… No, este no es el caso pero vamos que si te preguntan tú haz como que es lo más (eso nunca falla).

Lo primero que haremos será localizar el hotel, dejar las maletas, comer y “planificar” un poco el día.
Al ser el primer día es necesario saber que no puedes recorrerte la ciudad entera ni apresurarte a verlo todo ya que el viaje en si es cansado y si quieres llegar vivo al segundo día no conviene matarse demasiado.
Esto es lo que vamos a ver el primer día…
Un cementerio, las catacumbas, el Sacre Coeur, el barrio de Montmartre y el rascacielos Montparnasse.
Lo primero, el cementerio. ¿Qué porque un cementerio? La verdad no tiene demasiada explicación simplemente pensé en los típicos cementerios de las películas y me ilusioné con ver uno. Lo cierto es que la ilusión me duro como… ¿3 segundos? Es muy bonito pero no os recomiendo ir a verlo porque mucho que ver, no hay.
En el caso del que fui yo se supone que estaban enterrados allí unos “famosos” que claramente no conocía de nada y que aun por encima no encontré, pero vamos que la vida sigue ¿no?, aun así el cementerio en si es muy bonito y como era de suponer, como los de las pelis, o sea que si eres un viciado a las películas de antena 3 y no se te resiste ninguna de las de amor, no te lo puedes perder.
A continuación fuimos a las catacumbas, otra de mis paranoias. Hasta allí fuimos en metro, que para que lo sepáis (me encanta ir en metro y soy toda una experta en cogerlo eh).
Las catacumbas son unos pasadizos subterráneos en los que básicamente puedes ver restos de gente que murió por la peste. No sé muy bien que esperaba de ellas pero lo cierto es que no os aconsejo demasiado ir. Para empezar esperas una cola que… y después te pasas una hora viendo calaveras (si tenéis claustrofobia o cualquier cosa de esas NO VAYAIS) pero a pesar de la espera y de que no hay más que calaveras es bastante interesante.
Lo que más me gustó de las catacumbas fue el momento en el que dejé a mi querido padre en la cola para ir a comprar un agua, también solo se me ocurre a mí, y es aquí donde descubres que lo que supuestamente has aprendido en francés, no te sirve de nada porque hablan un tanto rápido de forma que entiendes (blablablababla merci) y lo que humildemente te queda por hacer es asentir como quien (soy un pro al francés y entendí todo) cuando tú sabes que no es así. Así que te recomiendo de profrancesa o profrancés que utilices un método infalible, ese que no te fallará en ningún viaje y sin duda dominas (los buenos gestos) o si no el gran (traductor de google, él sí que sabe…). Por cierto hay que decir que después de tanto pensar y gesticular se me pasaron hasta las ganas de beber…


Después cogimos de nuevo el metro para dirigirnos a la que sin duda, a parte de la Torre Eiffel, fue mi parte favorita del viaje, el barrio de Montmartre y dentro de él, el Sacre Coeur.
El Sacre Coeur o Basílica del Sagrado Corazón es un templo religioso situado en lo alto de la colina de Montmatre. Su construcción homenajea a todos los muertos durante la guerra franco-prusiana y su constructor fue Paul Abadie quién ganó el concurso para su construcción.
A los pies de este lo primero que ves una especie de plaza rodeada de un par de tiendas de souvenirs, un tiovivo y unas imperiales escaleras que su función es básicamente (quitarte las ganas de subirlas). El edificio en si puedes verlo sin subir pero te recomiendo sin dudarlo a penas que subas y entres porque no te lo puedes perder, ¡es precioso!
Si, además de el viaje en sí te gusta llevarte unas fotos de recuerdo, unas aquí no puedes faltar.

Bajando del Sacre Coeur puedes encontrar una de las experiencias más graciosas que me llevo de Paris, un pequeño trenecito que te lleva a ver Montmatre. A parte de que es muy bonito ver desde él todo el barrio tiene una particularidad que no se te pasará desapercibida… BOTA MAS QUE UNA CAMA ELÁSTICA. Ya que el suelo es empedrado y las ruedas del tren duras, te pegas unas culadas y das unos saltos mortales que son para recordar sin duda, además va súper despacito y es muy gracioso ver como la gente te mira. Hasta el momento pensaba que la técnica “selfie” era infalible, pero no, prueba a sacar uno y veras que bien sale jjj
Ahora mismo no recuerdo muy bien si el trayecto duró media hora o una, juraría que una, pero merece la pena y te ayuda a ubicarte un poco y a pasar grandes momentos. (Sí, soy una persona a la que cualquier cosita tonta le hace ilusión, pero esto para nada es una tontería ¡mola lo que no está escrito!)
Al bajar dimos una vuelta por Montmatre, como ya dije antes quitando la Torre Eiffel que por razones obvias me pareció lo mejor , esta fue mi parte favorita de todo el viaje.
Este es un lugar precioso que te deja ver muy claramente la cultura francesa, sus particularidades y sobre todo la belleza de esta ciudad, incluso en cada una de sus calles. Este es además el considerado barrio de los pintores ya que en él puedes encontrar todo tipo de artistas callejeros, muy buenos.

Otra de las cosas más bonitas de esta zona es ver cómo están ubicados los bares y sus terrazas, todos mirando a la calle y con unos toldos y unas mesas preciosos y ya si entras dentro de alguno de ellos flipas por completo de lo bonitos que son. Por la zona también puedes hacerte con algunos de los dulces típicos, yo personalmente os recomiendo los macaroons que ya me tenían ganada antes de ir imaginaros ya allí.
Por cierto ¿os gustan las caricaturas? Porque si es así no dudéis en pararos con alguno de los artistas callejeros que encuentres por la zona, realmente tienen mucho talento.

Y para terminar con el día nos pasamos por Montparnasse que es un rascacielos enorme, tal y como podéis ver en una de las fotos que os dejo por aquí y desde allí tienes una perfectas vistas a la Torre Eiffel. Por el amor que ya os tengo, no os recomiendo si tenéis vértigo subir ya que la parte hasta la que subes es muy alta y puede darte mucha impresión, si no es así no te lo pierdas, es una increíble forma de ver la ciudad al completo y su parte estrella que es, la torre.

Tras hacer todo esto nos dimos cuenta de que la noche ya nos había pillado así que cenamos por la zona antes de volver al hotel.
Aquí al contrario que en España los días terminan muy pronto por lo que a las ocho y media-nueve ya debes estar cenando (ya sabéis , España manda, y nos va la fiesta no como a los francesillos que les llama más la cama…). Si te empeñas en cenar tarde enseguida verás que no te compensa ya que si tardas mucho no encontrarás sitio que te acoja, así que toca adaptarse al ritmillo francés por unos días y cambiar las costumbres (ya sabéis lo que dicen, una vez al año no hace daño…)
Y hasta aquí este nuevo post, que es la primera parte del viaje a Paris, el próximo día 1 tendréis la segunda parte ¡no os la perdáis!
Os dejo por aquí también unas cuantas fotos para que vayáis viendo y haciéndoos un poco a la idea de cómo es cada sitio. Espero que os gustara y nos vemos en la siguiente para seguir disfrutando juntos de Paris…
AU REVOIR MES AMIS!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s