Variante espiritual Camino de Santiago

¡Hola amigos y bienvenidos un mes más al blog!.

El mes pasado nos despedimos deseando que el reencuentro tardara poco en llegar. Hoy, damos gracias a febrero por ser tan cortito y hacerlo posible (aunque los que empezamos ahora con exámenes agradecíamos esos 2 días un poco vaya). El caso es que nada ni nadie va a impedir que estos minutillos entre viajeros sean, como siempre, una gran forma de empezar un mes nuevo.

Como os dije el otro día, con el post de hoy decimos adiós al Camino de Santiago. No me hace ninguna gracia, lo reconozco, pero lo que vendrá después os aseguro que no bajará ni mucho menos el listón. Hoy os traigo (leer con voz épica, gracias):

Variante espiritual del Camino de Santiago.

Antes de que penséis que es un rollo… ¡EMPEZAMOS!

PHOTO-2019-02-28-20-10-07

Como ya sabréis, para llegar a Santiago, hay varios caminos (me refiero peregrinando, coger la autopista no vale colega). Los más conocidillos son el Camino Inglés, el Francés y el Portugués. Bien, pues hoy os presento el que hice yo, una variante del Portugués al que llaman variante espiritual.

Quita esa cara de acelga porque de rollo no tiene nada. Esta variante ha pasado en poco tiempo de ser “lo nuevo” a ser “el exitazo”. Y es que este es el origen del Camino, el verdadero recorrido que se hizo cuando todo empezó (mmm esto ya pinta mejor eh). El “apellido” espiritual viene de que fue el camino que siguió el padre Sarmiento en aquella época. Mirando un poco hacia el presente lo que veo yo de espiritual en este recorrido, que no veo en otros, es que te da la oportunidad de ver esta tradición de una forma más profunda (que filosófica soy yo siempre) pasando por lugares únicos donde viven el Camino y la religión de una forma muy especial.

Yo seguí estas etapas:

PHOTO-2019-02-28-19-53-14

  • VIGO-REDONDELA: Primera toma de contacto. Lo mejor las grandes vistas de Vigo desde lo alto del monte. Lo peor, subir al monte (tampoco os asustéis, ya las veréis peores ya…). Una etapa facilita en la que os encontraréis con mucha gente que, como vosotros, aún está empezando su aventura.

PHOTO-2019-02-28-20-17-30

  • REDONDELA-PONTEVEDRA: Parecida a la primera etapa. Lo guay es que en Pontevedra, al acabar (si aún no estáis moribundos), podéis daros una vuelta por la ciudad. Además al lado de la estación justo, está el albergue al que fuimos nosotros y está bastante bien. Tiene unos sofás en el jardín increíbles para… ¡para no hacer nada! (que fan soy yo de no hacer nada).

PHOTO-2019-02-28-20-16-17

  • PONTEVEDRA-ARMENTEIRA: Este fue el recorrido más duro, con diferencia. Aquí es donde te das cuenta de lo que realmente estás haciendo. Nos perdimos por la carretera y anduvimos más de la cuenta, subimos 3 millones de cuestas y llegamos con la lengua fuera a nuestro destino. Eso sí, fue también un sitio súper especial. En Armenteira hay un convento de monjas de clausura. Nosotros tuvimos la oportunidad, junto con algunos peregrinos más, de ver una de sus oraciones de por la tarde. Aunque en su momento quizás no le di tanta importancia, hoy me alegro mucho de haber estado allí ya que descubrí cómo viven ellas el Camino y la oración. Además antes de irnos nos desearon buen camino de una forma diferente que hizo que unas chicas se emocionaran y que nos dejó ver la gran importancia que tiene el Camino para quien lo decide hacer y la de sentimientos y emociones que te produce.

PHOTO-2019-02-28-20-21-53

  • ARMENTEIRA-VILAGARCÍA (ruta del agua y la piedra): Esta es la etapa más bonita. El Camino sigue el trayecto del río y te envuelve, paso a paso, en un clima de tranquilidad rodeado de naturaleza (cuidadito con las piedras que para los que somos así como… TORPES, es ideal). Por si esto no fuera suficientemente bonito los últimos km los recorres con vistas al mar. Sin duda mi pueblo favorito y uno de los atardeceres más especiales e inolvidables de mi vida (ahora imaginaros ese cielo con una ración de raxo como acompañamiento y morid un poquito de envidia anda).

PHOTO-2019-02-28-20-20-25

  • VILAGARCÍA-PADRÓN (traslatio): Esta etapa es una de las cosas más especiales de esta variante espiritual. Durante esta etapa unos cuantos km se hacen en barco. El barco imita el recorrido que hizo el cuerpo del apóstol. Además la ruta acaba en Padrón, un pueblo precioso que merece mucho la pena ser visto. (Sí, pillines, esto hace que os ahorréis unos cuantos km de patita sí).
PHOTO-2019-02-28-20-19-22
Foto hecha durante la traslatio
  • PADRÓN-SANTIAGO: Etapa final. Una etapa complicada porque ya llevas mucho recorrido en la espalda y fácil porque ya caminas viendo la meta cerca. Esta ruta es mitad naturaleza, mitad carretera y aunque no es de las más bonitas todo es compensado cuando después de los últimos metros te encuentras con esa catedral grandiosa. Lo que sentí… ¡inexplicable!. Esta imagen es la que te demuestra que los problemas se solucionan y que con esfuerzo todo se consigue. Eso sí, no dudéis que vais a sentir algo de pena en el fondo por saber que vuestra aventura ha acabado (y si no me creéis esperad a verlo y me contáis). Llegar significa ver el botafumeiro que, desde luego, habla por sí solo… un momento muy emocionante.

PHOTO-2019-02-28-20-20-04

Cada etapa es diferente. Es muy bonito llegar a Santiago y ver que, la gente con la que te has cruzado, ha llegado también a la meta. Pero más bonito es darse cuenta de que “La meta es el Camino”. Cuando lleguéis querréis volver todos esos km hacia atrás y caminarlos en equipo 1 y 1000 veces. Es una experiencia que, de verdad, os va a cambiar la forma de ver muchas cosas y que os va a dejar muchas risas y anécdotas de esas que no se olvidan nunca. Antes de acabar quería deciros que viajar, para mí, es lo mejor que hay pero que desde que he hecho el Camino creo que ningún viajero está completo si no ha hecho este viaje así más que recomendado.

Como sorpresita os dejo por aquí algo molón que he hecho para despedir esta experiencia y para que os animéis a hacerla vosotros también y como no, a volver aquí a leerme el mes que viene. ¡¡Nos vemos!!.

PHOTO-2019-02-28-19-53-13

4 comentarios en “Variante espiritual Camino de Santiago

  1. Me encanta, me encanta recordar la gran experiencia que juntos hemos vivido, me encanta el camino de Santiago y me encantan los 10 mandamientos del mismo… cada mes lo disfruto mas, cada mes me gusta un poco mas!! Increible 😍

    Me gusta

  2. Cuando comentas lo de las monjas de clausura me has hecho recordar que yo al hacer el camino francés pasé (y dormí) en el monasterio de Samos. La mejor queimada que he probado, la que hacían cada tarde/noche los monjes a los peregrinos jaja!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s